Si bien es cierto, no es una actividad muy común en nuestra sociedad, por qué no llevar a tu mejor amigo a la playa? A continuación algunos tips para considerar antes, durante y luego del paseo.

Perro en la playa - easystockphotos.com

Antes del viaje:

1.- Debes tener en cuenta que muchos perros sufren de ansiedad al salir a la calle, por tal motivo debes visitar a tu veterinario y preguntar por el tipo de medicación (leve) que podrías darle para que tenga un viaje tranquilo. Se debe tener presente que si un perro jamás ha viajado en vehículo vomitará si porque si! Para ello también deberás consultar el medicamento apropiado considerando el tamaño de tu mascota y tiempo de viaje.

2.- Chequear cómo está su control de pulgas y garrapatas, nunca sabrás si el lugar al que va podría agarrar alguna de ellas. Por eso es bueno que se le aplique algún producto anti-pulgas y garrapatas con previa precaución.

3.- No olvides llevar su collar de identificación con tus datos de contacto.

4.- Prepara un listado de todas las cosas que debes empacar para tu mascota. Por ejemplo:

    • Comida
    • Agua
    • Plato para sus alimentos
    • Toalla para secarlo
    • Juguetes
    • Medicina (primeros auxilios y propia de la mascota)
    • Carnet de vacunación al día
    • Fundas para recolección de excrementos

5.- Prepara el lugar en el que tu mascota viajará. Es recomendable que viaje en un Kennel, siempre y cuando ya haya tenido esa experiencia, pues de caso contrario resultará una actividad totalmente estresante y terminará en una crisis para tu mascota.

6.- Si tu mascota ya está acostumbrada a viajar, puedes colocarla en la parte de atrás de tu vehículo con algún elemento que le genere confianza a tu mascota. En este punto debes tener precaución con la limpieza del lugar.

Durante el viaje:

7.- Es recomendable que viajes en un vehículo propio, pues deberás hacer paradas constantes para que tu perro pueda hacer sus necesidades! Recuerda que el simple hecho de salir de casa los pone un poquito nerviosos y querrán hacer sus necesidades cuanto antes.

8.- Al llegar a la playa recuerda que lo primero que tu perro te pedirá de una forma u otra es agua, pues al fin salió de la tensión del viaje y antes de explorar el nuevo lugar necesitará sentirse relajado.

9.- Si tu perrito es algo agresivo, procura tenerlo siempre con su collar, caso contrario tendrás algunos inconvenientes durante tu viaje.  Los niños siempre tratarán de acariciar a todas las mascotas que ven por el camino, es algo natural para ellos, sin embargo será un total problema para ti si tu perro llega a morder a uno, y por este motivo debes tener a la mano tu carnet con todas sus vacunas al día.

10.- Busca un espacio de la playa un poco tranquilo, recuerda que al ver tantas personas adultas y niños podría alterar a tu perrito.

11.- Una vez instalado en tu espacio, con parasol y demás, inicia actividades con tu mascota, por ejemplo, jugar con su pelota favorita, hacer caminatas largas, correr, etc.

12.- Recuerda que tu perro es como un niño, no intentes meterlo al mar apenas llegues. Deja que se familiarice con el lugar, que huela, que admire el paisaje y que se cree confianza para que entienda que el mar también es bueno para él. Podrías hacer el siguiente ejercicio, que vea que tú ingresas al mar y luego poco a poco que moje sus patitas hasta que se pueda bañar por completo. Atención, no pretendas que tu perro vaya al fondo y regrese, un baño en la orilla será suficiente.  Tampoco uses la correa al momento de acercarlo al mar.

13.- No olvides secar a tu mascota apenas salga del agua, si hay sol y está jugando quizás no sea necesario. Pero si está algo nervioso y temblando, deberás  secarlo y que se quede junto a ti bajo tu parasol.

14.- Al transcurrir de las horas, hay que tratar que el perro se relaje, caso contrario ninguno de los dos disfrutará el viaje.

15.- Intenta que coma algo (aunque es probable que no coma nada), pero si tomará mucha agua.

16.- Ya de regreso, revisa que tu perro este seco, y toma las mismas precauciones que tuviste al ir hacia la playa.

Después del viaje

17.- Seguramente al llegar a casa lo único que hará tu perro es correr a su lugar de descanso y quedarse ahí por un par de horas. Esto es normal, pues todo su día estuvo lleno de nuevas cosas que lo mantuvieron activo y alerta todo el tiempo.

18.- No olvides lavar o limpiar todo lo que llevaste a la playa para tu mascota: juguetes, platos, etc.

19.- Luego de su descanso evalúa su comportamiento, es decir, que coma su comida, que haga sus necesidades, todo tal cual lo hacía regularmente. Si esto ocurre, tu mascota habrá tenido un lindo día de vacaciones que de seguro querrá repetir!

Nota: Si vas a viajar por más de un día, ten en cuenta lo siguiente

  • Averigua si el hotel al que llegarás recibe mascotas, no intentes meterlo a escondidas pues podrías generar tremendo problema a los demás huéspedes.
  • Si vas a quedarte una noche en la playa, recuerda llevarle su lugar de descanso, solo así tu perro  dormirá y no pasará toda la noche intranquilo.

Llevar a una mascota de viaje debe ser una experiencia agradable y natural, no una carga de stress e intolerancia!

About these ads